[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19): ¿Es seguro enviar a mis hijos a la guardería?

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

La pandemia del coronavirus (COVID-19) cambió la vida cotidiana. Pero muchos padres y cuidadores necesitan volver a sus trabajos y se preguntan si es seguro enviar a sus hijos a la guardería.

Esta decisión es personal. Cuando piense en las opciones de cuidado de sus hijos, tendrá que tener en cuenta su necesidad de trabajar y la salud y seguridad de su familia. Solo usted sabrá cuándo es el momento adecuado y cuál es la mejor situación para su hijo.

A continuación encontrará algunos pasos y las preguntas que puede hacer antes de tomar una decisión sobre el cuidado de sus hijos.

Primer paso: Averigüe sobre los casos de coronavirus en su zona

En primer lugar, deseará saber si los casos de coronavirus en su área están aumentando, disminuyendo o si permanecen sin cambios. Tal vez, viva en una zona que no haya sido muy afectada por la pandemia.

Llame al departamento de salud local para obtener esta información o visite su sitio web. También puede buscar la información en su periódico local. Muchas agencias de noticias dan a conocer regularmente informes por zona o código postal.

Segundo paso: Considere los riesgos para la salud

Algunas personas tienen más probabilidades de enfermarse gravemente por el coronavirus. Esto incluye a los adultos mayores de 65 años y a las personas de cualquier edad que tienen otras afecciones, como asma, diabetes o problemas con el sistema inmunitario. Los bebés de menos de un año pueden enfermarse más por el coronavirus que los niños mayores.

Si su hijo tiene menos de un año, tiene una afección de salud o vive con una persona que tiene una afección, tendrá que tener en cuenta el riesgo de la exposición de su hijo a los gérmenes presentes en la comunidad. Hable con el médico si tiene preguntas.

Tercer paso: Conozca los límites de las reuniones grupales

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan no realizar reuniones de muchas personas. Muchos estados y ciudades tienen sus propios límites sobre reuniones grupales. Conozca cuáles son las pautas en su zona y pregunte qué cantidad de personas hay en los grupos cuando considere opciones de guarderías.

Cuarto paso: Haga preguntas para tener la seguridad como prioridad

Ya sea que esté pensando en enviar a su hijo nuevamente al cuidador habitual o que esté buscando uno nuevo, la seguridad tiene que ser su prioridad y debe considerar los pros y los contras. Antes de tomar una decisión, pregunte sobre lo siguiente:

  • La cantidad de niños que se permiten en la guardería. ¿A cuántos niños se cuidará? ¿El centro opera con capacidad total o parcial?
  • Tamaños de los grupos. ¿Cuántos niños habrá al mismo tiempo en un grupo o clase? ¿Los grupos pequeños serán los mismos todos los días y contarán con personal dedicado?
  • Turnos escalonados. ¿El centro escalonará las actividades para que haya menos niños comiendo, jugando o durmiendo la siesta juntos al mismo tiempo?
  • Distanciamiento físico. ¿Cómo harán para mantener a los niños a una distancia de 6 pies durante las comidas, las actividades y el sueño (para las siestas o las tiendas en las que pasen la noche)? ¿Hay suficientes habitaciones o áreas para que los grupos puedan mantenerse separados?
  • Llegada y salida. ¿Cuáles son los procedimientos para la llegada y la salida de los niños? ¿Tienen horarios escalonados y reciben y entregan a los niños en la calle?

Pregunte qué medidas tomarán para detener el contagio de gérmenes mientras los niños están allí. ¿Cómo identificarán a las personas enfermas e informarán sobre las posibles exposiciones? Obtenga información sobre lo siguiente:

  • Cribados de salud. ¿Cómo se cribará a los niños y el personal antes de entrar al centro? ¿El personal hará preguntas sobre los síntomas y tomará la temperatura? 
  • Control de la salud. ¿Cómo se controla a los niños y el personal a lo largo del día? ¿Cuál es el proceso de aislamiento de las personas que se enferman? ¿Cómo le informarán si su hijo estuvo en contacto con un niño o un empleado que se enferma?
  • Lavado de manos. ¿Cuáles son las políticas de lavado de manos para los niños y el personal? ¿Cuál es la disponibilidad de agua, jabón y desinfectante para manos?
  • Mascarillas y guantes. ¿Quiénes deberán usar mascarillas y guantes Nota: Los niños menores de 2 años no deben usar mascarillas faciales.
  • Limpieza. ¿Cómo se limpiarán y desinfectarán las superficies, los juguetes, el equipo deportivo, los juegos y otros elementos? ¿Con qué frecuencia se limpiarán?

Contar con esta información lo ayudará a tomar la mejor decisión para su hijo y su familia.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: julio de 2020