[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Reglas a seguir en la carretera para niños

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

Para proteger a los niños en los vehículos:

Pero los niños también tienen algunas responsabilidades en lo que respecta a su seguridad dentro del coche o del autobús. La mayoría de ellos viajan en este tipo de vehículos cada día, por lo que se les deberían enseñar unas reglas muy sencillas para ayudarlos a viajar seguros. Asegúrese de explicar a su hijo que debe seguir estas reglas cada vez que viaje, independientemente de quién esté conduciendo y de lo corto o largo que sea el trayecto. 

Reglas para el coche

  • Abrocharse el cinturón de seguridad en todos los viajes. Hay que abrocharse el cinturón de seguridad antes de que el coche se ponga en marcha y dejárselo puesto hasta el final del viaje.
  • Usar todas las partes del cinturón de seguridad. La mayoría de los coches tienen cinturones de seguridad para las caderas y para los hombros que se abrochan a la vez, pero hay algunos coches que tienen dos cinturones diferentes, uno para las caderas y otro para los hombros. También hay coches que solo disponen de un cinturón de seguridad para las caderas. Enseñe a su hijo a buscar y a asegurar bien todas las partes del cinturón de seguridad. Enséñele también que no se ponga la banda del cinturón por las axilas, incluso aunque él crea que le resulta más cómodo. Si se llevan de esa manera, los cinturones de seguridad resultan menos eficaces en caso de accidente.
  • No compartir nunca el cinturón de seguridad. Aunque podría ser divertido, dos niños no se pueden poner el mismo cinturón de seguridad a la vez.
  • Sentarse en los asientos traseros. Todos los niños que tengan menos de 13 años deben viajar siempre en los asientos traseros del automóvil. Esto los protege de posibles lesiones cuando se despliega el airbarg del asiento del copiloto. Explíquele a su hijo que los airbargs pueden causar graves lesiones a los niños porque están diseñados para proteger a personas adultas, de cuerpos más voluminosos.
  • Tomárselo con calma. Los niños deben comprender la importancia de mantener la calma y de no armar alboroto mientras estén sentados en los asientos traseros del coche. Si se pusieran a saltar o a gritar, podrían distraer al conductor y poner a todos los pasajeros en peligro de accidente. 
  • Seguir las reglas en todos los coches. Los niños deben seguir las reglas si van en el coche de un pariente o amigo, incluso aunque los demás pasajeros no las sigan. Si le piden que se siente en el asiento del copiloto, que decline amablemente la oferta y que le diga al conductor que prefiere sentarse en los asientos traseros. 

Reglas para el autobús 

  • Esperar el autobús fuera de la calzada. Los niños deben esperar en una fila que empiece a unos 6 pies (2 metros) del bordillo y que se aleje de la calzada en vez acercarse a ella.
  • Esperar a que el conductor indique que se puede subir. Los niños deben esperar hasta que el conductor del autobús abra las puertas y les indique que pueden subir. No deben pisar la calzada ni siquiera un segundo antes de ese momento.
  • Tener cuidado al subir al autobús. Esto es importante sobre todo para los niños mayores que pueden llevar bolsas o mochilas pesadas, que se pueden quedar enganchadas en la puerta o en los asientos.
  • Abrocharse el cinturón de seguridad si es posible. Algunos autobuses disponen de cinturones de seguridad. Se deben abrochar antes de que el autobús se ponga en marcha y dejárselos puesto hasta el final del viaje.
  • Tomárselo con calma. Asegúrese de que su hijo comprende la importancia de quedarse sentado en su asiento mientras el autobús se esté moviendo. Correr, saltar o trepar por el autobús puede distraer al conductor y poner a todos los pasajeros en peligro de accidente. 
  • Tener cuidado al bajar del autobús. Al bajar del autobús, los niños se deberán agarrar al pasamanos y descender despacio. Una vez fuera del autobús, deberán pasar por delante de este, nunca por detrás. 
  • Pasar por delante del autobús. Si su hijo necesita cruzar por delante del autobús, deberá caminar por la acera más cercana al autobús durante una distancia mínima de 10 pies (unos 3 metros), asegurarse de que el conductor del autobús lo ve y le dice que adelante y luego cruzar la calle.
  • No desaparecer. Si a un niño se le cae algo al suelo mientras está cruzando por delante de un autobús, nunca se deber bajar a recogerlo. Esto lo haría invisible al conductor. En lugar de ello, enseñe a su hijo a indicárselo al conductor cuando se le caiga algo.
Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: octubre de 2020