[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

El cuidado de un bebé prematuro en el hogar

Revisado por: Lynn M. Fuchs, MD
  • Listen
      mp3

Su bebé finalmente irá a su casa del hospital después de haber estado en la unidad de cuidados intensivos neonatales. Antes de irse del hospital, aprenda del equipo de atención todo lo posible sobre el cuidado de su bebé; de este modo, podrá sentirse confiado cuando esté en el hogar.

A continuación, encontrará lo que necesita saber sobre mantener a su bebé seguro y saludable en las próximas semanas.

¿Cuándo debe visitar al médico mi bebé?

Su bebé debe ver al pediatra dentro de los 2 a 4 días de ser dado de alta del hospital (a menos que el pediatra ya hubiese estado atendiendo a su bebé en el hospital). El equipo de atención del hospital puede decirle cuándo es necesario que el pediatra vea a su bebé.

En la reunión previa al alta, debe haber recibido información sobre las pruebas necesarias, como análisis de sangre y pruebas de audición y vista. Asegúrese de saber qué pruebas necesita su bebé y programe una cita para hacerlas si aún no lo hizo.

Si su bebé necesita atención de enfermería en el hogar o visitar a un especialista, programe también estas citas. Muchos bebés prematuros deben continuar viendo a especialistas (incluyendo los especialistas en intervención temprana, neurólogos, oftalmólogos y fisioterapeutas) durante varios años para controlar su vista, audición, habla y habilidades motrices. Haga el seguimiento con estos especialistas para asegurarse de que su hijo reciba la mejor atención posible.

¿Qué debo saber sobre la alimentación de mi bebé?

Su bebé será dado de alta con un plan de alimentación a medida y es posible que necesite calorías adicionales para crecer bien. Los bebés prematuros necesitan más alimentación porque deben recuperar el crecimiento para alcanzar a los bebés que nacen a término.

Algunos bebés prematuros pueden tomar pecho o biberón. Otros tienen problemas para coordinar la succión, la ingestión y la respiración al alimentarse por la boca. Por un tiempo, estos bebés se alimentan de la siguiente forma:

En algunos casos, los bebés prematuros no pueden alimentarse a través del estómago y reciben nutrición parenteral total, una solución que contiene toda la nutrición necesaria para el bebé. La nutrición parenteral total se administra a través de un catéter intravenoso (IV) que se coloca en una vena. Hable con el equipo médico que atiende a su hijo sobre lo que es mejor para su hijo.

¿Cómo puedo garantizar la seguridad de mi bebé durante el sueño?

Esté preparado para que su bebé prematuro duerma más que un bebé nacido a término, pero en tramos más cortos. Todos los bebés, incluyendo los prematuros, deben dormir siempre boca arriba (sobre la espalda) para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

¿Cómo puedo proteger a mi bebé de las infecciones? 

Como su sistema inmunitario aún se encuentra en desarrollo, los bebés prematuros corren el riesgo de sufrir infecciones. Aquí tiene formas de mantener seguro a su bebé:

  • Limite las salidas. Durante las primeras semanas, limite las salidas fuera de la casa a las visitas médicas. Esto es especialmente importante durante los meses de invierno. Como en los consultorios médicos suele haber muchos niños con infecciones virales, intente programar su visita en las primeras horas de la mañana o pida que le permitan esperar en otra sala en lugar de hacerlo en la sala de espera principal.
  • Evite los lugares públicos y algunas visitas. La mayoría de los médicos recomiendan no visitar lugares públicos con los bebés prematuros. Y limite la cantidad de visitas que recibe en su casa: si una persona está enferma, no debe visitarlos. Nadie debe fumar en su casa y todos los visitantes se deben lavar las manos antes de tocar al bebé. Hable con el médico sobre las recomendaciones específicas (algunas visitas familiares tendrán que esperar hasta que el sistema inmunitario del bebé esté más fuerte).
  • Dele a su bebé todas las vacunas necesarias puntualmente, tal como lo recomiende el pediatra. Además, todos los integrantes de la familia y las personas que estén en contacto directo con el bebé deben estar al día con la vacuna contra la tos ferina o pertussis (vacuna DTaP) y colocarse la vacuna contra la gripe.
  • Pregunte sobre los medicamentos para prevenir el virus sincitial respiratorio. Existe una inyección mensual que ayuda a proteger a los bebés prematuros del virus sincitial respiratorio, una infección viral frecuente que suele confundirse con un resfriado o una gripe. Si bien este virus causa pocos problemas en los adultos y los niños mayores, en los bebés prematuros puede causar enfermedad grave, problemas respiratorios o incluso la muerte. Los bebés que nacen con menos de 29 semanas de gestación deben recibir este medicamento y también deben recibirlo los nacidos antes de las 32 semanas de gestación que necesitan oxígeno durante el primer mes de vida y los bebés con una enfermedad cardíaca congénita. En los meses de invierno, los bebés reciben la primera inyección antes de salir del hospital y, de ahí en adelante, la reciben mensualmente a lo largo de toda la época del virus sincitial respiratorio (desde fines del otoño hasta fines del invierno o principio de la primavera). Es posible que los bebés prematuros que son dados de alta en otro momento del año también necesiten este medicamento con la llegada del invierno.

¿Me debería preocupar la respiración de mi bebé?

Los bebés prematuros suelen tener períodos de apnea o pausas en la respiración. Esto suele desaparecer para el momento en que van a su casa. Los bebés no serán enviados a su casa si la apnea provoca una disminución de la frecuencia cardíaca o un cambio de color. En algunos casos, si el médico cree que es necesario, el bebé se irá a su casa desde la unidad de cuidados intensivos neonatales con un monitor de apnea. Si su bebé necesita un monitor, todas las personas que vayan a estar a solas con el bebé en su casa deben recibir capacitación para usarlo y deben saber cómo hacer reanimación cardiopulmonar (RCP).

Algunos bebés desarrollan una afección de largo plazo llamada displasia broncopulmonar (también conocida como "enfermedad pulmonar crónica del prematuro"), que se presenta con la formación de cicatrices e irritación en los pulmones. Después de ir a su casa, los bebés con displasia broncopulmonar tal vez necesiten oxígeno y medicamentos para que sus pulmones mejoren. Si su bebé necesitará oxígeno, se harán los arreglos necesarios para que reciba el equipo para administrarle oxígeno y monitorear al bebé en su casa y durante el viaje. Hable con el equipo médico si tiene preguntas sobre el uso de este equipo o está preocupado por la respiración de su hijo.

¿Qué puedo hacer si me siento abrumado?

Es normal que los padres sientan una gran variedad de emociones durante estos primeros meses. Si su hijo tiene problemas de salud graves, tal vez se sienta triste o enojado. Mientras se están recuperando del parto, las madres de los bebés prematuros quizás experimenten los cambios hormonales que provocan la tristeza posparto o algo más grave, la depresión posparto.

Es conveniente contar con 6 a 8 semanas para descansar y recuperarse después de dar a luz, pero el nacimiento de un bebé prematuro puede acortar el tiempo de recuperación. Además, los largos días en la unidad de cuidados intensivos neonatales tienen consecuencias físicas y emocionales. Pero usted puede hacer algunas cosas para adaptarse más fácilmente a la vida con su bebé:

  • Acepte la ayuda de sus familiares y amigos. Ellos pueden cuidar a sus otros hijos, hacer trámites y compras o limpiar su casa para que usted tenga tiempo de cuidar a su bebé o descansar.
  • Descanse lo suficiente, coma bien y haga ejercicio físico moderado. Busque apoyo y aliento de los médicos, enfermeros y otros padres, de grupos de apoyo o comunidades en línea.
  • Obtenga ayuda profesional si la necesita. Si está agobiado o deprimido, no dude en pedir ayuda profesional para usted, así podrá disfrutar plenamente de su hijo.

¿Qué más debería saber?

Aproveche estas semanas tranquilas juntos para disfrutar del contacto piel a piel, que también recibe el nombre de método de la madre canguro. En una habitación cálida de su hogar, vista a su bebé solo con un pañal, después colóquelo sobre su pecho y gírele la cabeza hacia un lado para que el oído del bebé quede junto a su corazón.

Las investigaciones demuestran que el método canguro puede mejorar la creación de lazos entre los padres y el bebé, promover la lactancia y mejorar la salud de los bebés prematuros. 

Revisado por: Lynn M. Fuchs, MD
Fecha de revisión: junio de 2022