[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Diversión en un día de lluvia

  • Listen
      mp3

Cuando la lluvia o la nieve nos juegan una mala pasada, es imposible jugar en el exterior y estar encerrado entre cuatro paredes está volviendo loco a su hijo. Estas ideas ingeniosas lo mantendrán ocupado y feliz durante horas:

Monten una actuación con marionetas de fabricación casera

Se pueden hacer marionetas con calcetines de algodón, bolsas de papel, rotuladores y botones. Los niños se pueden volver muy creativos con una caja especial llena de accesorios para fabricar marionetas. Cuando esté limpiando la casa o comprando en un supermercado, una tienda de segunda mano o una tienda de dólar, fíjese en adornos y complementos divertidos para fabricar marionetas. 

Recoja o compre: purpurina, judías y alubias secas, lentejuelas, decoración de Navidad, cepillos estrechos, pajas, cintas, lana, botones, pegatinas, conchas marinas, etc. (pero evite los objetos pequeños, asociados a riesgo de atragantamiento y asfixia por aspiración en los niños pequeños).

Guarde también en la caja para fabricar marionetas objetos necesarios, como pegamento, tijeras, rotuladores lavables, palos de polo, hilo y aguja (cuando cosan, supervise a su hijo si es pequeño o, si no, hágalo usted). Así mismo, guarde también varias cajas pequeñas de cartón (plegadas para que sean más fáciles de guardar) para cortarlas y decorarlas, a fin de diseñar los fondos de los escenarios y otras partes del atrezo. 

Construyan un fuerte 

Saque varias sabanas viejas, mantas o edredones y cuélguelos de muebles del cuarto de estar. (Tenga cuidado con los objetos rompibles y valiosos.) Use cintas de su juego de costura, gomas elásticas o lazos para el pelo a fin de asegurar el tejido a sillas y mesas.

Haga que su hijo cree una contraseña secreta que permita entrar a los demás (su madre, su padre y sus hermanos) en su fuerte. Dele a su hijo una linterna de camping que funcione a pilas, un saco de dormir y libros sobre temas relacionados con el camping para que disfrute de la aventura.

Cree un baúl de los disfraces

Recoja prendas de ropa viejas y accesorios interesantes que tengan por casa, o que encuentre en tiendas de segunda mano, mercadillos o tiendas de un dólar. Abastézcase de bufandas, gorros graciosos (de vaquero, sombreros, de deporte, para la construcción, etc.), bisutería, zapatos (de adultos y de niños), camisas (grandes y blancas para simular la bata de un médico, hawaianas para montar fiestas, etc.), vestidos, faldas y chaquetas. Incluya prendas de ropa o accesorios que se puedan usar en juegos de simulación.

Meta todo en una caja de cartón o en una bolsa de plástico resistente. Y luego saque todo lo que haya ido acumulando en el baúl para que la imaginación ayude a los niños a disfrazarse de formas divertidas los días de lluvia o de nieve.

Hagan regalos de agradecimiento 

A los niños les suele gustar mostrar agradecimiento a sus cuidadores, abuelos, tíos, profesores, monitores y vecinos. Cocine unos cuantos lotes de galletas que su hijo pueda decorar y envolver con papeles de colores y cintas; o hagan tarjetas o postales de agradecimiento con papel o cartulina. Añadan adornos especiales con pegamento, como fotos de la familia, cintas, purpurina y botones (de nuevo, tenga cuidado con los objetos pequeños, asociados a riesgo de atragantamiento y asfixia por aspiración, si su hijo es un bebé o un niño pequeño). 

Ayude a mejorar la capacidad de identificar letras de su hijo y su ortografía dejándole escribir con la computadora e imprimir sus propios mensajes usando fuentes divertidas. En lugar de hacer manualidades solo para entretenerse y pasar el día, este proyecto ayudará a su hijo a sentir que su tiempo y su esfuerzo se están invirtiendo en un objetivo valioso: dar las gracias a alguien que cuida de él.