[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Primera infancia: Aprender jugando

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
  • Listen
      mp3

Favorezca la actividad física de su hijo

Aunque pueda parecer que su hijo se limita a jugar, los niños de 1 a 3 años de edad tienen mucho trabajo para adquirir importantes habilidades físicas mientras van ganando control muscular, equilibrio y coordinación. Cada nueva habilidad les permite avanzar hacia la siguiente, ayudándolos a dominar tareas físicas cada vez más complicadas, como saltar a la cuerda, patear una pelota mientras corren o hacer una voltereta lateral. 

Los niños de esta edad siempre quieren hacer más, lo que los puede motivar a seguirlo intentando hasta que aprendan nuevas habilidades, independientemente del tiempo que lleve. 

Aproveche el deseo natural de su hijo de seguirse moviendo. Incluso desde edades tan tempranas, los niños establecen patrones de actividad que seguirán manteniendo durante el resto de la infancia. O sea que un niño activo cuando tenga entre 1 y 3 años de edad es probable que siga siendo activo más adelante. 

Habilidades en proceso de desarrollo 

Jugar y aprender son cosas completamente naturales a esta edad; por lo tanto, dominar nuevas habilidades físicas debe seguir siendo divertido durante la primera infancia. Los padres deben ofrecer a los niños muchas oportunidades para que practiquen sus habilidades en proceso de desarrollo, al tiempo que los supervisan para que estén seguros mientras aprenden. 

Los niños de esta edad también se están desarrollando de otras maneras. De oportunidades a su hijo para explorar, hacer preguntas, usar la imaginación y practicar las habilidades de motricidad fina, como apilar bloques o colorear. 

Aquí encontrará una guía sobre las habilidades físicas en las que están trabajando la mayoría de niños durante la primera infancia: 

Primera infancia inicial (12–24 meses)

  • anda solo 
  • lleva juguetes encima mientras anda 
  • se encorva y se reincorpora 
  • empieza a correr 
  • patea pelotas 
  • se agarra de la barandilla para subir o bajar escaleras
  • anda hacia atrás 

Primera infancia tardía (24–36 meses)

  • mantiene el equilibrio al estar parado sobre un solo pie durante 1 o 2 segundos
  • trepa bien
  • se agacha fácilmente y sin caerse
  • corre bien 
  • patea pelotas hacia delante 
  • pone ambos pies en un escalón al subir o bajar escaleras 
  • empieza a pedalear en un triciclo 
  • lanza pelotas por encima de la cabeza

¿Qué cantidad de actividad se considera suficiente?

Para los niños de 12–36 meses de edad, las recomendaciones actuales de la Asociación Nacional del Deporte y la Educación Física (NASPE, por sus siglas en inglés) son las siguientes: 

  • un mínimo de 30 minutos de actividad física estructurada (guiada por un adulto) 
  • un mínimo de 60 minutos de actividad física no estructurada (juego libre)

Como regla general, los niños de esta edad no deben estar inactivos durante más de 1 hora seguida, menos para dormir. Esto les da mucho trabajo a padres y cuidadores, pero eso es lo que necesitan los niños de esta edad, que son mucho más activos que sus padres. 

Anime a su hijo a estar activo, y recuerde lo mucho que está aprendiendo mientras tanto.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: octubre de 2020