[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Moretones

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es un moretón? 

Los moretones también se conocen como contusiones o hematomas. Los moretones ocurren cuando una parte del cuerpo se lesiona y la sangre de los capilares dañados (pequeños vasos sanguíneos) se derrama. Al no tener un lugar a donde ir, la sangre queda atrapada debajo de la piel, formando una marca roja o púrpura (hematoma) que es sensible cuando la tocas.

Los moretones pueden ocurrir por muchas razones, pero la mayoría son el resultado de golpearse con cosas, o de que las cosas te golpeen.

Cualquiera puede tener un moretón. A algunas personas se les hacen moretones con facilidad, mientras que otras no. ¿Por qué? La aparición de moretones depende de varias cosas:

  • qué tan duro sea el tejido de la piel
  • si la persona tiene ciertas enfermedades o afecciones
  • si la persona está tomando ciertos medicamentos

Además, los vasos sanguíneos tienden a volverse frágiles a medida que las personas envejecen, razón por la cual las personas mayores tienden a tener hematomas con mayor facilidad.

¿Cuánto duran los moretones?

Los moretones generalmente desaparecen en aproximadamente 2 semanas. Durante ese tiempo, el moretón cambia de color a medida que el cuerpo descompone la sangre y la reabsorbe. El color del moretón puede darte una idea de su antigüedad:

  • Cuando recién aparece un moretón, es un poco rojo.
  • Al pasar 1 a 2 días, la hemoglobina (una sustancia que contiene hierro y que transporta oxígeno) en la sangre cambia y el hematoma se vuelve de color púrpura azulado o incluso negro.
  • Después de 5 a 10 días, el moretón se ve verde o amarillo.
  • Luego, después de 10 a 14 días, se vuelve de color marrón amarillento o marrón claro.

Finalmente, el moretón desaparece.

¿Cómo puedo ayudar a mejorarme?

Se necesita tiempo para que los moretones mejoren, pero hay algunas cosas que puedes hacer para sentirte mejor durante la curación:

  • Aplica una compresa fría. En cuanto te golpees el cuerpo, colócate sobre la herida una compresa fría, una bolsa de hielo o una bolsa de vegetales congelados recubiertos en una toalla. Al hacer esto, disminuyes el flujo de sangre en el lugar lesionado y reduces la cantidad de moretones e hinchazón. Aplica frío al hematoma durante 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces al día durante uno o dos días después de que aparezca el hematoma por primera vez.
  • Eleva el área afectada. Para reducir la hinchazón y los moretones, eleva el área donde tienes el moretón por encima de la altura del corazón. Para hacer esto, apoya el área afectada sobre almohadas, si es posible.
  • Los medicamentos para el dolor podrían ayudar. Prueba tomar paracetamol para el dolor, si es necesario.
  • Envuelve el moretón. Si el moretón está hinchado, puedes ayudar a reducir la hinchazón envolviéndote la zona afectada con una venda elástica.
  • Después de 2 días, el calor puede ayudar a la curación. Una almohadilla térmica o un paño tibio envuelto en una toalla pueden ayudar a curar algunos moretones. Incluso un baño tibio puede aliviar las áreas adoloridas. El calor trae más flujo de sangre a la zona donde está el moretón. Esto puede ayudar al cuerpo a curar la lesión. Habla con tu médico para asegurarte de que está bien aplicarte calor en tu lesión. Recuerda no aplicar calor durante las primeras 48 horas posteriores a haberte lesionado. Aplicarte calor durante este período puede hacer que se te agrande el moretón.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Los moretones menores se tratan fácilmente, pero probablemente sea mejor hablar con un médico si:

  • El moretón no mejora después de 2 semanas.
  • Te salen moretones con frecuencia o parece que te salen moretones sin motivo aparente.
  • El moretón está hinchado y te duele mucho.
  • No puedes mover una articulación o crees que puedes tener un hueso roto.
  • El moretón está cerca del ojo y tienes problemas para mover los ojos o ver.

¿Se pueden prevenir los moretones?

No es fácil evitar por completo los moretones. Puedes evitarlos en cierta medida cuando practicas deportes, andas en bicicleta o patinas usando equipo de protección como almohadillas, espinilleras y cascos. Si te tomas unos segundos para ponerte este equipo podrías evitar un par de semanas de dolores y molestias.

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: abril de 2022