[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Uñas encarnadas

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es una uña encarnada?

Una uña se encarna cuando uno o ambos lados empiezan a crecer dentro de la piel adyacente. Esto puede doler y hacer que se te hinche parte del dedo. Las uñas encarnadas se pueden infectar debido a todas las bacterias que hay en los pies y dentro de lo zapatos. Las uñas encarnadas suelen afectar a los pulgares de los pies. 

¿Cómo se encarnan las uñas?

La causa más frecuente de que se encarne una uña es habérsela cortado demasiado. Cuando una persona se corta demasiado una uña, la piel de ambos lados de la uña puede cubrir las esquinas de la uña. Esto hace que la uña crezca dentro de la piel, es decir, por debajo de ella, en lugar de sobre ella. Las uñas que se rompen o que se cortan redondas también se tienden a encarnar porque no tienen esquinas claras. Cuando crecen, se forma una esquina debajo de la piel, que queda como si estuviera enterrada en la carne. 

Otras causas frecuentes de las uñas encarnadas en los pies son las siguientes:

  • Zapatos que no van bien. Los zapatos que aprietan demasiado pueden hacer que la piel crezca sobre ambos lados de la uña y que la acabe cubriendo, haciendo que esta se encarne. Los zapatos que son demasiado cortos también pueden hacer que se encarnen las uñas. 
  • Heridas en los pies. Hay algunas heridas en los pies que pueden hacer perder uñas. Si ocurre esto, la nueva uña podría crecer encarnada. 
  • Actividad repetida. A veces, el mero hecho de ir repitiendo una actividad, como golpear una pelota de fútbol una y otra vez puede hacer que se encarnen las uñas. 

¿Cómo puedo saber que se me ha encarnado una uña?

Entre los signos de una uña encarnada se incluyen los siguientes:

  • dolor
  • hinchazón alrededor del borde encarnado
  • piel rosa o roja 

Si una uña encarnada se infecta, entre sus signos, se pueden incluir los siguientes:

  • dolor en la uña que va en aumento 
  • supuración de líquido o pus en la uña
  • sensación de calor en la uña
  • mal olor en el dedo afectado

¿Cómo puedo cuidar de una uña encarnada?

Las uñas encarnadas, cuando se detectan pronto, se pueden tratar en casa sin tener que ir al médico. Si notas un leve dolor en un dedo y ves que la uña te está empezando a crecer por dentro o por debajo de la piel, puedes aliviarte el dolor y tratar de evitar que se te infecte. Trata de poner el pie afectado en remojo de agua tibia con sal durante 20 minutos seguidos, de 2 a 3 veces al día para aliviarte el dolor. Para darte un baño de pies con agua salada, llena un cubo con agua limpia tibia o llena la bañera hasta una altura en que puedas sumergir todo el pie. Añade 1 o 2 cucharadas de sal de Epsom (que puedes adquirir en una farmacia o tienda de alimentación). La sal de mesa ordinaria también funciona, o sea que usa la que tengas en casa. 

Para impedir que la uña crezca debajo de la piel, trata de aliviar la presión colocando un trocito de algodón seco (como el de las bolitas de algodón) bajo la esquina de la uña que está empezando a crecer debajo de la piel. Pon crema antibiótica sobre la zona irritada dos veces al día; esto puede ayudar a prevenir posibles infecciones. 

Si te sigue doliendo o el dolor empeora, llama a tu médico de inmediato. 

¿Cuándo debo visitar al médico por tener una uña encarnada?

Por algo tan simple como tener una uña encarnada, ir al médico puede parecer una exageración. Pero, en el caso de que la uña se te infecte, las uñas encarnadas pueden ser afecciones graves, y casi siempre requieren la atención de un médico o enfermero. 

Si detectas cualquiera de estos signos de infección: supuración, calor o mal olor, contacta con tu médico, quien es posible que te recomiende ir a un podólogo (especialista en el pie). A veces, los podólogos tienen que extraer la esquina de la uña encarnada y drenar el pus o el líquido que se haya formado. De todos modos, no te preocupes. El médico usará un medicamento para anestesiarte el pie, para que sientas ningún dolor, y te encontrarás mucho mejor después del procedimiento. 

Si la uña sigue volviendo a crecer debajo de la piel, a veces, los médicos hacen una pequeña operación en la que extraen una parte grande de la uña o, en contadas ocasiones, la uña entera. Cuidarte el dedo después de que te operen una uña encarnada es casi tan importante como la operación en sí misma. Hacer lo que te indique tu médico después de operarte te ayudará a prevenir posibles infecciones y hará mucho menos probable que la uña se te vuelva a encarnar. 

¿Qué más debería saber?

Para evitar que se te encarnen las uñas, córtate los bordes de las uñas rectos y déjatelas lo bastante largas como para que las esquinas no puedan quedar cubiertas por la piel. No te rompas ni te arranques ninguna uña. Si tienes cuidado al cortarte las uñas de los pies, podrás evitar el problema de tener uñas encarnadas más adelante. 

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: agosto de 2020