[Ir al contenido]

Guía sobre la imagen corporal para chicos

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD

Mucha gente piensa que a los chicos no les importa su aspecto físico. Es posible que los chicos no hablen tanto sobre sus cuerpos como las chicas. Pero lo cierto es que los chicos se pasan mucho tiempo delante del espejo. Y, para algunos chicos, la imagen corporal puede ser un problema. 

¿Qué es la imagen corporal?

Tu imagen corporal es qué piensas y qué sientes sobre tu propio cuerpo y tu propio aspecto físico. Cómo te sientes con respecto a tu cuerpo afecta cómo te sientes con respecto a ti mismo. Mucha gente está insatisfecha con alguna parte de su aspecto físico.  Si te centras demasiado en lo que te disgusta de tu aspecto físico, tu autoestima podría salir mal parada. 

Las personas con una buena imagen corporal: 

  • se sienten bien con su aspecto físico 
  • aceptan su cuerpo tal y como es 
  • se sienten satisfechos con lo que puede hacer su cuerpo
  • cuidan bien de su cuerpo 

No necesitas tener un cuerpo perfecto para tener una buena imagen corporal.  Solo necesitas aceptar tu propio cuerpo.  Céntrate más en lo que te gusta que en lo que te disgusta.  Cuida bien de tu cuerpo. Hacer estas cosas te ayudará a sentirte bien con tu cuerpo. Y contigo mismo. 

¿La pubertad puede afectar a la imagen corporal?

Tu cuerpo cambiará mucho durante la pubertad. Cómo te sientes con respecto a tu propio cuerpo también podría cambiar.  Puedes tardar un tiempo en sentirte cómodo en un cuerpo al que no estás acostumbrado.  

Y no todo el mundo pasa la pubertad al mismo tiempo.  Puede ser muy raro ser el único chico de la clase a quien le ha cambiado la voz o a quien le ha crecido vello corporal. Y también lo puede ser si eres el último chico de la clase a quien le ocurren esas cosas. Pero, conforme te vayas acostumbrando a esos cambios, te podrás sentir a gusto por haber madurado físicamente.  

¿Cómo puedo tener una imagen corporal mejor? 

¿Te quieres sentir más satisfecho con tu cuerpo? He aquí algunas ideas: 

  • Encuentra cosas que te gusten de tu aspecto físico. Céntrate en lo que te gusta, en vez de en lo que te disgusta.  
  • Céntrate en las cosas que tu cuerpo puede hacer bien ¿Puedes correr, andar, nadar o montar en bici? ¿Golpear la pelota con un bate de béisbol, chutar a portería en el fútbol, hacer canasta en el baloncesto, lanzar en el fútbol americano? ¿Sabes escalar, caminar por la montaña, bailar? ¿Sabes dibujar, pintar, cantar, tocar un instrumento musical? Tu cuerpo es mucho más que su aspecto físico.
  • Toma conciencia de tu cuerpo. Cuando hagas estiramientos, agarres cosas, subas y bajes escaleras, te ates los cordones de los zapatos estarás manteniendo a tu cuerpo en acción. Es fácil dar el cuerpo por sentado y asumir que hace lo que tiene que hacer. Pero intenta no hacerlo. 
  • Está activo cada día.  Tu cuerpo necesita moverse para estar sano y en forma.  Diviértete. Siéntete satisfecho de lo que puede hacer tu cuerpo. 
  • Haz algunos ejercicios de entrenamiento de fuerza. Estar en forma puede ayudarte a tener mejor aspecto y a sentirte bien contigo mismo. Estar en forma no es algo que surja de la nada. Tienes que entrenar y llevar una dieta saludable. Empieza con entre 20 y 30 minutos 3 días a la semana. Busca un buen entrenador o monitor para que te aconseje.  Un buen entrenamiento también te mejorará el estado de ánimo.  
  • Trata bien a tu cuerpo. Para sentirte bien con tu cuerpo, cuida de él. No fumes ni hagas otras cosas que sabes que son nocivas para la salud. Come alimentos saludables.  Duerme lo suficiente. Mantén tu cuerpo limpio. Dúchate con frecuencia. Cuídate la dentadura, el cabello y la piel. Lleva ropa limpia. Si te tratas bien de forma continuada, tendrás un cuerpo más sano y más fuerte, lo que te ayudará a tener una  mejor imagen corporal. 
  • Sé tú mismo. Tu cuerpo solo es una parte de quien eres. Céntrate en cosas sobre el tipo de persona que eres.  ¿Eres sincero, amable y un buen amigo? ¿Se te dan bien las matemáticas, las ciencias o la escritura?  ¿Eres un amante del aire libre? ¿Un amante de los animales?  ¿Un gran lector, un gran dibujante o un buen músico?  Hay muchas cosas buenas en ti. 
  • Haz cosas que ayuden a la gente.  Usa la fuerza, la energía y las habilidades de tu cuerpo para ayudar a los demás.   ¿Sabías que tu imagen corporal puede salir reforzada cuando haces (de buen grado) una tarea que ayuda a otras personas?  Por lo tanto, pinta la habitación de tu hermana pequeña, pasa el rastrillo por el jardín de un vecino, lava la vajilla o saca la basura.  Ayudar te hará sentir bien. 
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: agosto de 2018