[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Cinco ideas para dormir mejor

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
  • Listen
      mp3

La mayoría de los adolescentes necesitan dormir entre 8 a 10 horas por la noche. Pero muchos de ellos tienen problemas para dormir. La falta de sueño puede afectar el estado de ánimo, las relaciones y la capacidad de prestar atención. Si no duermes lo suficiente, es difícil que des lo mejor de ti en la escuela y los deportes. Es más probable que te enfermes, subas de peso y tengas un accidente si conduces mientras estás somnoliento.

¿Cómo puedes dormir la cantidad de horas que necesitas? A continuación, te damos algunas ideas:

  1. Mantente activo durante el día. Probablemente has notado cómo corretean los niños pequeños y la profundidad de su sueño. Sigue el ejemplo de los pequeños y haz ejercicio físico al menos 60 minutos al día. La actividad física puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y aliviar el estrés. Pero no hagas ejercicio físico muy cerca de la hora de ir a dormir porque puede despabilarte antes de que llegue a relajarte.
  2. Evita la cafeína cerca de la hora de acostarte. La cafeína está presente en el café, el té, las bebidas energizantes y más. Es un estimulante y eso significa que puede mantenerte despierto y alerta. Esto es algo deseable por la mañana. Pero por la noche, puede dejarte dando vueltas en la cama. Para ayudarte a dormir, limita la cantidad de cafeína que tomas durante el día y opta por bebidas sin cafeína o descafeinadas por la tarde y la noche.
  3. Dale las buenas noches a los aparatos electrónicos. Convierte tu habitación en una zona donde no haya tecnología. La luz de los dispositivos electrónicos engaña al cerebro y lo hace pensar que aún es de día; por lo tanto, apaga todo una hora antes de apagar la luz. Y si apagas tu teléfono, no te mantendrás despierto enviando mensajes de texto hasta bien entrada la noche.
  4. Mantén una rutina de sueño. Acostarse todos los días a la misma hora ayuda al cuerpo a esperar el sueño. Contar con una rutina fija para dormir puede mejorar este efecto relajante. Por lo tanto, relájate todas las noches leyendo, escuchando música, pasando tiempo con una mascota, escribiendo un diario, meditando o haciendo cualquier otra cosa que te relaje.
  5. Espera una buena noche de sueño. El estrés puede causar insomnio: cuanto más te desesperes por no poder dormir, más probable es que te quedes despierto mirando el techo. En lugar de preocuparte porque no podrás dormir, recuérdate que puedes hacerlo. Durante el día, di varias veces: "esta noche, dormiré bien". También puede ser útil practicar ejercicios de respiración o posiciones simples de yoga antes de acostarte.

Todos tenemos una noche de insomnio cada tanto. Pero si tienes problemas para dormir regularmente, habla con tu médico.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: junio de 2020