[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Flúor

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
  • Listen
      mp3

El flúor ayuda a los niños a desarrollar unos dientes sanos y fuertes. También ayuda a prevenir las caries (pequeños agujeros en los dientes).

¿Qué es el flúor?

El flúor es un mineral que se encuentra en el agua y en la tierra. El flúor se añade al agua del grifo en Estados Unidos y otros países. También se encuentra en algunas pastas de dientes, enjuagues bucales y suplementos vitamínicos. 

¿Qué función desempeña flúor?

El flúor refuerza el esmalte dental. El esmalte es la cubierta externa y dura de los dientes. Manteniendo el esmalte fuerte, el flúor ayuda a prevenir las caries. 

¿Cómo funciona el flúor?

Las caries es un tipo de deterioro dental. Las caries están causadas por algunos tipos de bacterias (gérmenes) que están dentro de la boca. Estas bacterias fabrican ácidos que pueden descomponer el esmalte dental. El flúor impide que los ácidos descompongan el esmalte dental. También ayuda a que los dientes dañados por los ácidos se reparen a sí mismos. El flúor no ayuda a reparar las caries, pero puede hacer que algunos dientes con caries se reparen a sí mismos e impedir que se formen nuevas caries. 

¿Cómo puedo saber si el agua que bebo contiene flúor?

Si está bebiendo agua del grifo de uso público, puede averiguar si contiene flúor:

  • preguntando a su dentista o médico
  • llamando a la compañía que se la suministra agua
  • llamando al departamento de salud pública. 
  • consultando la página web de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades).

Si el agua que consume procede de una compañía privada, la compañía le puede informar sobre si contiene flúor. Si su familia solo bebe agua embotellada, asegúrese de comprobar que contiene flúor.

Si su familia consume agua de pozo, su concentración de flúor se puede evaluar en un laboratorio del departamento de salud.

¿Necesita mi hijo tomar suplementos de flúor?

Por lo general, los niños menores de 6 meses de edad no necesitan tomar suplementos de flúor. A partir de esa edad, el médico o el dentista de su hijo es posible que le recete este tipo de suplemento si: 

  • Viven en una zona adonde no llega agua flúorada.
  • Su hijo solo bebe agua embotellada.

El médico o el dentista de su hijo lo puede ayudar a decidir si su hijo necesita tomar suplementos de flúor. Estos suplementos se pueden tomar en forma de gotas o de pastillas. La dosis depende la cantidad de flúor que contenga el agua que bebe su hijo y de su edad. 

¿El flúor es seguro?

El flúor es seguro, pero tomar una cantidad excesiva puede causar fluorosis dental. La fluorosis dental causa cambios en el aspecto del esmalte. Lo más típico es que cause puntos blancos en los dientes. La mayoría de los niños que toman suplementos de flúor no desarrollan fluorosis dental. Esto ocurre cuando niños de menos de 8 años toman demasiado flúor mientras sus dientes se están desarrollando. 

Los expertos no han detectado ningún otro problema dental provocado por el flúor. 

Muy raramente, un niño se puede intoxicar de flúor por ingerir mucha cantidad de esta sustancia en un período de tiempo corto (por ejemplo, por ingerir pasta de dientes o demasiados suplementos de flúor). Las intoxicaciones de flúor no suelen ser graves, pero llame al médico de su hijo o al centro de toxicología (1-800-222-1222) si su hijo ha ingerido grandes cantidades de flúor. 

Asegúrese de guardar la pasta de dientes, los suplementos, los enjuagues bucales y otros productos que contengan flúor lejos del alcance y de la vista de los niños o dentro de un armario cerrado con llave. Así mismo, supervise a su hijo pequeño mientras se cepilla los dientes para impedir que se trague pasta de dientes u otros productos que contengan flúor.

¿Cómo me puedo asegurar de que mi hijo toma suficiente cantidad de flúor?

Para asegurarse de su hijo ingiere una cantidad adecuada de flúor:

  • Siga los consejos del médico o del dentista de su hijo sobre si este último necesita o no tomar suplementos de flúor. 
  • Si el médico o el dentista receta suplementos de flúor a su hijo, asegúrese de darle exactamente la dosis recomendada.
  • Si la concentración de flúor del agua que consumen es alta, pregunte al médico o al dentista sobre si su hijo debería beber agua embotellada (aquí también se incluye a los bebés que se alimentan de leche de fórmula preparada con agua del grifo). 

Los bebés que no tengan dientes no necesitan usar pasta de dientes que contenga flúor. 

  • Si su hijo tiene menos de 3 años: cepíllele los dientes dos veces al día con una cantidad muy reducida (del tamaño de un grano de arroz) de pasta de dientes con flúor.
  • Si su hijo tiene de 3 años en adelante: ayúdelo a cepillarse los dientes dos veces al día con un poco de pasta de dientes del tamaño de un guisante. 

Siga los consejos del médico o del dentista sobre si su hijo debería usar un enjuague (o colutorio) que contenga flúor. Los niños menores de 6 años no deben usar colutorios que contengan flúor porque se los podrían tragar. 

¿Qué debo hacer para mantener bien sana la dentadura de mi hijo?

Asegurarse de que su hijo ingiere una cantidad adecuada de flúor es una manera de ayudar a su hijo a tener una dentadura sana. El dentista de su familia o un dentista pediátrico (especializado en el cuidado de los dientes de los niños) es una buena fuente de información sobre el cuidado dental y las necesidades de flúor de su hijo.

Otras cosas que puede hacer son:

  • Llevar a su hijo al dentista cuando haya pasado un máximo de 6 meses después de haberle salido su primer diente o cuando tenga 1 año (lo que ocurra antes).
  • Llevar a su hijo al dentista dos veces al año o con la frecuencia con que se lo recomiende su médico o dentista. 
  • Preguntar al dentista de su hijo si este último necesita que le ponga una cobertura de barniz de flúor en los dientes. 
  • No dejar una botella de leche materna o de fórmula en la cuna de su hijo. 
  • Limitar los jugos de frutas. Si le da jugos a su hijo, déselos en un vaso (no use un biberón ni una tacita de entrenamiento), junto con alimentos y limite la cantidad a entre 4 y 6 onzas (de 15 a 20 cl) al día. Los bebés menores de 1 año no deben tomar jugo. Cepille los dientes de su hijo cuando acabe de beber jugo. 
  • Cuando su hijo tenga 1 año, destételo del biberón. Dele una taza en vez del biberón. 
  • Si su hijo tiene sed entre comidas o le gusta beber durante el día o la noche, dele solo agua.
Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: enero de 2021