[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Seguridad en casa: sistemas eléctrico, de calefacción y refrigeración

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

Estos simples consejos de seguridad pueden ayudar a proteger a los niños de lesiones provocadas por artefactos y equipos eléctricos, así como por los sistemas de calefacción y refrigeración.

Equipos eléctricos

  • Cubra los tomacorrientes que no estén en uso con protectores de seguridad.
  • Asegúrese de que los cables eléctricos no pasen por debajo de las alfombras.
  • Use sujetacables para mantener los cables más largos sujetos contra las paredes.
  • Desenchufe los prolongadores cuando no los esté usando.
  • No sobrecargue los tomacorrientes eléctricos.
  • Use disyuntores para fallas de conexión a tierra (GFCI por sus siglas en inglés) y/o disyuntores para fallas de arco (AFCI por sus siglas en inglés). Ambos evitan las descargas eléctricas y los incendios por medio de la interrupción de los circuitos defectuosos. Considere realizar una inspección eléctrica para asegurarse de que el cableado cumpla con las normas establecidas. Si no es propietario, es posible que deba pedirle a un supervisor o al gerente de un edificio que haga esto.
  • Asegúrese de que no haya elementos bloqueando los aspersores del sistema contra incendios.

Dispositivos eléctricos y electrodomésticos

  • Deshágase de los equipos eléctricos y los electrodomésticos que tengan cables pelados o viejos y prolongadores dañados.
  • Ate el cable sobrante de las lámparas y otros equipos eléctricos con un precinto para prevenir lesiones por tropezones o por morder los cables. También puede comprar un sujetador o un carrete especialmente diseñado para enrollar el cable sobrante.
  • Si algún electrodoméstico hace chispas, huele de manera inusual o se sobrecalienta, reemplácelo o pídale a un electricista o al administrador de su apartamento que lo repare.
  • Coloque los equipos de televisión o música contra las paredes para que los niños no puedan tocar la superficie posterior ni los cables con sus pequeñas manos. Es conveniente sujetar el televisor a la pared para que no pueda caerse.
  • Revise con frecuencia los juguetes para verificar si tienen algún tipo de desgaste. Deseche o repare los objetos que hagan chispas, se calienten o huelan de manera inusual. Reemplace las pilas de los juguetes electrónicos periódicamente y esté atento a los signos de corrosión en los juguetes.
  • Limpie la ventilación de la secadora de ropa después de cada uso y retire la pelusa.
  • Asegúrese de que las lámparas tengan bombillas de la potencia adecuada.
  • Asegúrese de que todos los cables de las luces navideñas, como las que se usan en los árboles de Navidad, estén correctamente aislados (asegúrese de que no haya cables expuestos o dañados). Ate el cable sobrante con un precinto y desenchufe las luces cuando no estén en uso.

Sistemas de calefacción y refrigeración

  • Cubra todos los radiadores y los calefactores de zócalo con protectores a prueba de niños.
  • Proteja las chimeneas con una llave o una cubierta para la válvula.
  • Coloque un parachispas u otro tipo de barrera frente a todas las chimeneas mientras estén encendidas.
  • Programe limpiezas periódicas para las chimeneas.
  • Mantenga los calentadores eléctricos a una distancia mínima de 3 pies (1 metro) de las camas, las cortinas o cualquier otro material inflamable. No coloque nunca una estufa eléctrica en lugares donde un niño o una mascota podría volcarla o derribarla de forma accidental.
  • Consejos para mantener la seguridad del sistema de aire acondicionado, calefaccionamiento y ventilación:
    • Considere colocar cubiertas en las ventilaciones, que se pueden clavar o atornillar para que los niños no puedan quitarlas. Si coloca rejillas sobre las ventilaciones del piso impedirá que los niños tiren pequeños elementos en su interior.
    • Si su sistema utiliza controles remotos (por ejemplo, para el termostato), manténgalos fuera del alcance de los niños porque la mayoría de ellos usan pilas de botón que pueden resultar peligrosas si se las traga. Si puede, use aplicaciones para controlar los termostatos y los sistemas. Si su hijo usa su teléfono, asegúrese de que la aplicación que controla el termostato sea segura y el niño no pueda jugar con ella.
    • Coloque los termostatos de pared en lugares donde los niños no puedan alcanzarlos.
    • Si tiene una bomba o aire acondicionado central, proteja la unidad exterior (el condensador). Considere plantar arbustos o colocar una pequeña reja a su alrededor para mantener a los niños alejados de ella. Las plantas o la reja deben estar a aproximadamente 3 a 5 pies (1 a 1,5 metros) del condensador.
    • Haga que un profesional inspeccione el sistema de aire acondicionado y calefacción todos los años.

Incluso adoptando todas estos consejos de seguridad, los niños se pueden lesionar y pueden ocurrir accidentes. Pero si está preparado, podrá actuar rápidamente y con confianza si surge una emergencia

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: agosto de 2022