[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Hoja informativa sobre la bulimia (para las escuelas)

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
  • Listen
      mp3

Qué deben saber los maestros

La bulimia, también conocida como "bulimia nerviosa", es un trastorno de la conducta alimentaria en que la persona come a menudo grandes cantidades de comida durante períodos de tiempo cortos (se da atracones). Y hace cosas para compensar ese comer en exceso (conocidas como purgas). Los afectados pueden hacerse vomitar a propósito, usar laxantes, diuréticos, pastillas para perder peso, hacer ayuno o mucho ejercicio físico para prevenir la ganancia de peso. 

Las personas con bulimia suelen tener un peso normal o sobrepeso. Los problemas de salud asociados a la bulimia están relacionados con los comportamientos relacionados con las purgas. Los vómitos frecuentes pueden causar:

  • dolor abdominal
  • erosión y caries dentales
  • hinchazón de mejillas (glándulas salivares)
  • deshidratación

Los vómitos, el abuso de laxantes y la toma de diuréticos pueden llevar a problemas de salud graves, como ritmo cardíaco irregular y de riesgo vital. Los problemas de salud mental, como los trastornos de ansiedad, el trastorno obsesivo compulsivo y la depresión son más frecuentes en las personas que tienen bulimia. 

Los alumnos con bulimia pueden:

  • presentar fluctuaciones en el peso corporal
  • juzgarse a sí mismos basándose en el peso y la forma de su cuerpo
  • ir al váter justo después de las comidas 
  • pasarse mucho tiempo haciendo ejercicio físico y entrenando
  • estar aislados, ansiosos, deprimidos y tener una baja autoestima
  • evitar las actividades sociales y las fiestas de sus compañeros de clase que se celebren con comida
  • necesitar más tiempo para hacer los deberes y las tareas escolares debido a las terapias y a las visitas al médico y/o al nutricionista

Qué pueden hacer los maestros

La detección precoz es la mejor manera de tratar con éxito un trastorno de la conducta alimentaria como la bulimia. Si sospecha o sabe que un alumno suyo tiene un trastorno de la conducta alimentaria, es importante que lo derive para que lo traten. El orientador escolar o la enfermería del centro lo pueden ayudar. 

Cree una atmósfera que promueva la salud y el bienestar en la clase sin focalizarse en el peso. Demostrar una actitud sana hacia la comida, el ejercicio físico y la imagen corporal puede sentar un buen ejemplo para sus alumnos.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2021